Semana Nazareth, un apostolado en el corazón del Sínodo por la familia

Semana Nazareth, un apostolado en el corazón del Sínodo por la familia

sr María Guadalupe lee la tarjeta de agradecimiento de las madres

La providencia ha puesto de actualidad la Semana Nazareht que en agosto vivimos por segunda vez con madres solteras y sus hijos. Después de haber recibido una bendición del mismo Papa Francisco, en el documento de trabajo del Sínodo de Obispo para la familia hemos encontrado este párrafo que describe perfectamente la vocación de este apostolado :

Las madres solteras.

88. Es necesario prestar especial atención a las madres que no tienen marido y se hacen cargo ellas solas de sus hijos. Su condición a menudo es el resultado de mucho sufrimiento, y no pocas veces de abandono. Ante todo hay que admirar el amor y la valentía con que acogieron la vida concebida en su seno y proveen al crecimiento y la educación de sus hijos. Merecen de parte de la sociedad civil un apoyo especial, que tenga en cuenta los numerosos sacrificios que afrontan. De parte de la comunidad crisitanas, además, hay que tener una solicitud que les haga percibir la Iglesia como una verdadera familia de los hijos de Dios.

Este año hemos acogido siete madres con quince niños que se han sentido amados y valorados por los animadores, y principalmente por el Padre de Misericordia. Día a día abrían su corazón al amor, el perdón y la confianza, y en las dos últimas vigilias hemos sido testigos de la obra de Dios : la consolación del Espíritu en un tiempo de oración fraterna, una chica protestante que pasó dos horas llorando de rodillas ante el Santísimo, liberaciones de pesos de culpabilidad, o una mamá que ha solicitado el bautismo y confirmarse ella.