Sobre Nosotros

La COMUNIDAD DE LAS BIENAVENTURANZAS forma parte de las “nuevas comunidades” nacidas en la Iglesia Católica después del Concilio Vaticano II y en la corriente de la Renovación Carismática. Reúne en una misma vocación a fieles de todos los estados de vida (familias, solteros, sacerdotes, hermanos y hermanas consagrados…) con el deseo de compartir una vida fraterna que alía una marcada dimensión contemplativa con numerosas actividades apostólicas y misioneras.

La Comunidad de las Bienaventuranzas fue fundada el año 1973 en Francia por dos matrimonios, y actualmente es una realidad internacional presente en los cinco continentes e implantada en 65 diócesis. Reconocida al principio por la Iglesia a nivel diocesano, la Comunidad fue erigida en Asociación privada de fieles de derecho pontificio por el Consejo Pontificio de los Laicos el 8 de diciembre del 2002. Así se sitúa en el corazón de la Iglesia universal, al tiempo que está arraigada en la Iglesia local de las diversas diócesis donde se ha implantado.