Cristo sigue salvando a través tuyo

Cristo sigue salvando a través tuyo

Sábado 7 de febrero. I Vísperas del IV Domingo.

Jn 14,12-14. “El que cree en mí, también él hará las obras que yo hago”

Cristo se va al Padre, pero se ha comprometido con la humanidad. Él es fiel, e inventa la manera de seguir sanando y salvando: tú y yo. El único requisito es tener fe, es decir, creer, confiar y depender.

La maravilla de la fidelidad del Hijo crece con la misericordia del Padre: ha enviado a Jesús, lo entrega para salvarnos porque nos ama, se glorifica en la obra de Cristo, que es gloria para cada uno de nosotros.

“El que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aun mayores”.  No es solo curaciones y liberaciones: “¿Qué es más difícil, perdonar los pecados o curar las piernas?”. El gran milagro es un corazón que se abre a la vida, al amor. ¿Quién está disponible para dejar que el Espíritu siga la obra de Cristo con gestos mayores?