Cinco nuevos Amigos del Cordero

Cinco nuevos Amigos del Cordero

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El primer día de primavera tuvimos el gozo de celebrar unas vísperas en las que hicieron por primera vez su compromiso cinco Amigos del Cordero. Las promesas se hicieron ante el Comisario Pontificio, hno. Henry Donnaud, que estaba realizando la visita de la misión de Benicasim. También nos acompañó en la celebración el párroco de Benicasim, Luis Oliver. Los Amigos del Cordero son personas, casadas o célibes, que integran la Familia Bienaventuranzas compartiendo la espiritualidad y misión de la Comunidad. Actualmente hay siete personas comprometidas, tres matrimonios y una mujer célibe.

 

Los nuevos Amigos del Cordero han seguido una formación basada en tres encuentros en que se combinaron los tiempos de oración, de formación y fraternos. Los temas tratados han sido la vida de oración, las relaciones fraternas, y la misión, ésta última impartida por el hno. Henry. En su exposición, el comisario pontificio se extendió en las enseñanzas de la carta Evangelii Gaudium del Papa Francisco, que describe la misión como un elemento constituyente de la esencia de la Iglesia. Igualmente afirmó que no existe verdadera espiritualidad sin misión, ni misión sólida sin espiritualidad.